Tratamiento de aguas

Concepto (necesidad y beneficios)

Condorchem ofrece soluciones para el pre tratamiento de agua, o producción de agua ultrapura (purificación) o agua de aporte. Aplicamos al agua recogida del medio natural el tratamiento necesario para garantizar su máxima calidad antes de ser incorporada en algún proceso industrial.

En ocasiones, y dependiendo de la utilización que se desea para el agua, es conveniente llevar a cabo un pretratamiento del agua con la finalidad de refinar la calidad de ésta y hacerla así compatible con su posterior uso. No siempre esta necesidad vendrá originada por adaptar la calidad del agua, a veces se requiere que sus características físicas sean constantes en el tiempo, por lo que el tratamiento es garantía de que no habrá fluctuaciones de los parámetros físicos.

Los pretratamientos más comunes del agua están relacionados con la eliminación de la dureza, de las sales, de todas las especies disueltas (hierro, manganeso, nitratos, etc.) de olores y gustos desagradables e incluso de gases disueltos o de patógenos.

También se dan situaciones en las que el agua debe ser refinada como una etapa posterior a un proceso de depuración previo, recibiendo el nombre de postratamiento. El postratamiento permite que el agua previamente tratada sea apta para un uso más específico. Es el caso de la remineralización del agua después de un proceso de ósmosis inversa para hacer posible su ingesta o la desinfección química del agua cuando se produce para uso de boca.

Tanto el pretratamiento como el postratamiento dependen en gran medida de cada caso, concretamente de la calidad del agua y del uso específico que se le va a dar.

Condorchem Envitech también ofrece soluciones eficientes para el tratamiento de las aguas residuales generadas en los procesos productivos industriales, como son las aguas de proceso, de limpieza, salmueras, aguas aceitosas, etc.

Las aguas residuales deben ser sometidas a un proceso de tratamiento con la finalidad de eliminar los contaminantes físicos, químicos y/o biológicos que contengan. El objetivo del tratamiento de las aguas residuales es posibilitar su posterior reutilización (vertido cero), o bien su retorno al medio natural sin causar ningún impacto ambiental. Los tratamientos más idóneos para las aguas residuales dependerán de la naturaleza de éstas así como la calidad deseada para el agua tratada.

En el tratamiento primario se eliminan de las aguas residuales los sólidos gruesos, las arenas, los aceites y las grasas. Durante el tratamiento secundario se degrada la materia orgánica del agua y, en algunos casos, también el nitrógeno. Finalmente, en el tratamiento terciario se eliminan los contaminantes que aún están presentes y que son un inconveniente para el uso de este agua una vez tratada (nutrientes, sólidos en suspensión, patógenos, etc.).

Oferta de Condorchem Envitech

Condorchem es una empresa con una amplia experiencia en el tratamiento del agua y ofrece una gran variedad de técnicas orientadas al pretratamiento y postratamiento del agua. La preferencia por una u otra técnica dependerá de los condicionantes de cada caso particular, análisis que es llevado a cabo por Condorchem Envitech y avalado por su larga trayectoria.

Entre las técnicas más relevantes que Condorchem Envitech aplica en los procesos de depuración que diseña e implanta se encuentran las siguientes:

Nuestros equipos de tratamiento de aguas

Tratamientos

Los procesos más habituales que pueden ser necesarios para convertir en apta el agua para su uso son los siguientes:

  • Ablandamiento o descalcificación:

    consiste en la eliminación de los iones de calcio y magnesio disueltos en el agua, los que le confieren dureza e impiden numerosos usos del agua.

  • Desmineralización:

    se basa en la eliminación de totas las sales disueltas en el agua, proceso que es necesario cuando se requiere un agua de cierta pureza.

  • Desnitrificación:

    se refiere a la eliminación de los nitratos disueltos en el agua. Éstos deben de ser eliminados para prácticamente cualquier utilización que se le desee dar al agua.

  • Desferrización:

    consiste en la eliminación de los iones de hierro y de manganeso disueltos en el agua, los que generalmente confieren al agua coloración y formación de precipitados.

  • Desalación:

    consiste en la eliminación de todas las sales del agua, incluyendo los iones de sodio y cloruros, permitiendo transformar el agua de mar o la salmuera en agua de gran pureza.

  • Eliminación de color, olor y/o sabor o/y olor:

    consiste en la eliminación de aquellas moléculas presentes que aportan al agua características organolépticas no deseadas como color, olor y/o sabor.

  • Remineralización:

    consiste en la aportación de minerales a aguas de elevada pureza, a menudo obtenidas mediante ósmosis inversa, para hacer posible su ingesta. En caso contrario, su consumo produciría un desequilibrio osmótico en el organismo.

Tecnologías

Para llevar a cabo estos tratamientos, las tecnologías más eficaces y, por tanto, más indicadas para el pretratamiento del agua son las que se describen a continuación:

  • Intercambio iónico

    El intercambio iónico permite mediante la utilización de las resinas adecuadas retener y separar del agua los cationes y los aniones deseados. Así pues, posibilita la eliminación de la dureza (cationes de calcio y de magnesio), de los nitratos, etc.

  • Electrodesionización

    La electrodesionización permite eliminar del agua la mayoría de las impurezas disueltas, produciendo un agua desmineralizada, mediante la utilización de membranas de intercambio de iones y electricidad.

  • Microfiltración, ultrafiltración y nanofiltración

    La filtración mediante membranas permite separar del agua las partículas que se encuentren en suspensión en función de su tamaño. La microfiltración retiene las partículas con un diámetro de entre 0,1 y 10 ?m (macromoléculas, coloides, etc.), la ultrafiltración partículas de entre 0,001 y 0,1 m (macroproteínas, virus antibióticos, etc.) y la nanofiltración partículas con un tamaño comprendido entre 0,1 nm y 0,001 m (metales pesados, color, etc.).

  • Ósmosis inversa

    La ósmosis inversa se caracteriza por producir un agua de una elevada calidad sin apenas impurezas. Tan solo especies químicas de tamaño pequeño y sin cargas electroestáticas pueden atravesar la membrana de ósmosis inversa.

  • Adsorción

    Mediante la adsorción se consigue separar del agua aquellas moléculas que le confieren color, olor y/o sabor. El adsorbente comúnmente más utilizado es el carbón activo, aunque en función de la aplicación concreta se pueden utilizar adsorbentes más específicos.

Tipos de aguas

Cuando las aguas ya poseen una calidad aceptable, por lo general no será necesario someterlas a ningún tipo de tratamiento. No obstante, en el caso de aguas duras, salinizadas, con elevadas concentraciones de nitratos, hierro, manganeso, etc. se deberá diseñar un tratamiento específico para corregir el parámetro que sea necesario y conseguir así que el agua sea apta para un uso concreto.

Cuando se dispone de los siguientes tipos de agua, por lo general, será necesario la aplicación de un pretratamiento o de un postratamiento:

  • Aguas duras o muy duras (elevada concentración de calcio y/o de magnesio)
  • Aguas con un elevado residuo seco (elevadas concentraciones de minerales disueltos)
  • Aguas con una elevada concentración de nitratos
  • Aguas con elevadas concentraciones de hierro y/o de manganeso
  • Aguas con una elevada concentración de sales o salmueras
  • Aguas con características organolépticas no satisfactorias (en el sector de la restauración, deben ser tratadas previamente).
  • Aguas excesivamente puras (deben ser remineralizadas para posibilitar su ingesta)

Sectores y aplicaciones

El pretratamiento y postratamiento del agua son procesos demandados en una amplia variedad de sectores industriales. Son tratamientos indispensables en el caso del agua que sirve para alimentar las calderas, cuando el agua se incorpora al alimento acabado (producción de cerveza, de refrescos azucarados y bebidas isotónicas, caldos, etc.), agua para uso de boca, agua para su uso en circuitos cerrados de refrigeración, etc.

Los sectores industriales más relevantes que requieren el pretratamiento del agua son los siguientes: