Oxidación térmica regenerativa

Introducción a la oxidación térmica regenerativa

El tratamiento más ampliamente utilizado para la eliminación de compuestos orgánicos volátiles (COV) en las emisiones industriales es la oxidación térmica regenerativa.

La presencia de COV en las emisiones conlleva la necesidad de un tratamiento que los elimine puesto que son compuestos peligrosos. En relación a sus efectos sobre las personas y el medio ambiente, los COV se clasifican en 3 grupos:

  • Compuestos altamente peligrosos para las personas: el benceno, el cloruro de vinilo y el 1,2 dicloroetano.
  • Compuestos clase A: potencialmente muy lesivos con el medio ambiente, es el caso de: el acetaldehído, la anilina, el tricloroetileno, etc.
  • Compuestos clase B: representan menos riesgo para el medio ambiente. Pertenecen a este grupo, entre otros, la acetona y el etanol.

Se consideran COV todos aquellos compuestos orgánicos que a temperatura ambiente o bien se encuentran en estado gas o bien son líquidos muy volátiles. A la práctica se considera que una sustancia es un COV cuando a 20ºC tiene una presión de vapor igual o mayor de 0.01 kPa, o una volatilidad equivalente en las condiciones particulares de uso. Generalmente, los COV tienen menos de doce átomos de carbono en su cadena y contienen otros elementos como oxígeno, flúor, cloro, bromo, azufre o nitrógeno.

Aunque existen más de mil COV diferentes, los más abundantes en el aire son metano, tolueno, n butano, i-pentano, etano, benceno, n-pentano, propano y etileno. Son compuestos que se generan en procesos industriales en los que se utilizan disolventes orgánicos (como el acetaldehído, el benceno, la anilina, el tetracloruro de carbono, el 1,1,1,-tricloroetano, la acetona, el etanol, etc.).

Es una tecnología ideal para:

  • Volúmenes de aire de 10.000 a 150.000 m3/h.
  • Concentraciones medias o altas de disolventes.
  • Capacidad para depurar una amplia variedad de disolventes.

Oferta de Condorchem Envitech

Condorchem Envitech diseña y construye los equipos de oxidación térmica regenerativa en función de cada aplicación concreta, siendo los equipos más habituales:

  • De dos cámaras (con o sin cámara de compensación)
  • De tres cámaras
  • De más de 3 cámaras para tratar flujos muy elevados. Los equipos con 3 cámaras o más se suelen utilizar en aquellos casos en los que se necesita una carga continua sin perder capacidad de tratamiento, y también en la destrucción térmica de disolventes halogenados.

Nuestros equipos

Especificaciones

  • Se pueden tratar volúmenes de aire entre 10.000 y 100.000 m3/h.
  • La concentración de disolventes no puede superar los 11.000mg/Nm3.
  • Concentración de disolventes para operación autotérmica: 1,3-1,7 g/Nm3.
  • La temperatura de operación del equipo es de 750ºC.
  • Medio cerámico de larga duración.
  • 200 mm de aislamiento interior para ahorro de energía.
  • Eficiencia Térmica > 95%.

Ventajas y aplicaciones

Ventajas

  • Adaptable a una gran variedad de flujos de aire
  • Permite tratar una amplia variedad de COV
  • Tanto los costes operativos, como los de mantenimiento son bajos
  • Eficiencia térmica elevada
  • No se generan residuos durante el proceso
  • Recuperación energética generada para procesos externos

Aplicaciones

Es una técnica aplicable a todas aquellas actividades donde es posible que se produzcan emisiones de COV, las cuales son muy numerosas, perteneciendo generalmente a los siguientes sectores industriales:

  • Industria siderúrgica
  • Industria del plástico
  • Industria alimentaria
  • Industria de la madera
  • Industria de las pinturas, barnices y lacas
  • Industria ganadera
  • Industrias farmacéutica
  • Industria cosmética

Funcionamiento de la oxidación térmica regenerativa

La oxidación térmica regenerativa permite destruir los COV transformándolos en CO2 y H2O. El proceso se lleva a cabo en el interior de torres rellenas de material cerámico en el que se produce la oxidación de los contaminantes a 750 ºC. El sistema presenta una eficiencia térmica superior al 95% por lo que el consumo de gas para mantener la temperatura es reducido.

Estos equipos cuentan con un sistema de válvulas de cierre cónico, gracias a los cuales se consigue una eficiencia de purificación muy elevada y se evita el riesgo de fugas de aire sin tratar. Gracias a este sistema el equipo puede permanecer cerrado durante el turno de noche o fines de semana, manteniendo así alta temperatura y por tanto una rápida puesta en marcha, con un bajo consumo del equipo.

La oxidación térmica regenerativa es muy versátil en cuanto al caudal a tratar, entre 2.000-100.000 Nm3/h, ideal para casos con una concentración de VOC media-alta (0,3-10 g/Nm3) y óptima para una gran variedad de COV.

Oxidación térmica regenerativa