NOx (Óxidos de Nitrógeno)

ACLARACIÓN COVID-19 - Queremos informar a nuestros clientes que a pesar de las restricciones derivadas de la pandemia, Condorchem Envitech mantiene su capacidad de desarrollar proyectos e instalar equipos en cualquier país del mundo. Las puestas en marcha de nuestros equipos se pueden realizar de forma remota, ya que estos disponen de sistemas que permiten su telegestión, diagnóstico a distancia y de una central de alarmas

Los óxidos de nitrógeno (NOX) son dos gases de nitrógeno diferentes: óxido nítrico (NO) y dióxido de nitrógeno (NO2). El término NOX se refiere a la combinación de los dos gases debido a las facilidades de interconversión mutua que presentan en presencia de oxígeno. Aunque desde un punto formal, el término general de los óxidos de nitrógeno, engloba los siguientes compuestos: NO, NO2, N2O2, N2O4, N2O, N2O3, N2O5 y NO3, siendo este último inestable.

Todos ellos son gases contaminantes, por lo que las emisiones de NOX han de ser tratadas para evitar su incidencia sobre el medio ambiente:
 

  • Destruyen el ozono estratosférico.
  • Contribuyen a la formación de ozono en las capas bajas de la atmósfera, que contribuye a la creación de la niebla fotoquímica (smog) y al efecto invernadero, cuando reaccionan con los compuestos orgánicos volátiles.
  • Causan lluvia ácida, al convertirse el NO en ácido nítrico al entrar en contacto con la humedad.
  • Son gases muy tóxicos para el ser humano, especialmente el NO2, si son inhalados.

Una parte de las emisiones de NOX  se debe a causas naturales (descomposición bacteriana de nitrógeno orgánico, incendios forestales, actividad volcánica, tormentas, etc.). No obstante, la generación más importante se debe a causantes antropogénicos: utilización de combustibles fósiles y escapes de vehículos a combustión.

Conozca más detalles sobre la reducción catalítica selectiva de los NOx en nuestro blog.