Oxidación térmica regenerativa para la depuración de COV

Oxidación térmica regenerativa

La oxidación térmica regenerativa es una tecnología destructiva para la depuración de COV’s que oxida los compuestos orgánicos en una cámara con quemador, transformándolos en CO2 y H2O. Se caracteriza por la presencia de unas torres rellenas de un material cerámico que retiene y cede el calor de la combustión del aire tratado durante los sucesivos ciclos del proceso. Con estas torres se consigue una eficiencia de recuperación térmica superior al 95%.

La temperatura de combustión en la cámara es de unos 750 ºC.

Se puede aplicar para caudales muy variados, entre 2.000 y 150.000 Nm3/h, con concentraciones de COV’s que van desde 0,3 a 10 g/Nm3.

Algunos tipos habituales de equipos son:

• Dos cámaras (con o sin cámara de compensación).
• Tres cámaras.
• Más de 3 cámaras para elevados flujos a tratar.

Los equipos con 3 cámaras o más se suelen utilizar en aquellos casos en los que se necesita una carga continua sin perder capacidad de tratamiento, y también en la destrucción térmica de disolventes halogenados.

 

 

También le puede interesar: