Ósmosis inversa

La ósmosis inversa es una técnica excelente para separar sales del agua. En Condorchem Envitech diseñamos e instalamos plantas de ósmosis inversa para el tratamiento de aguas, ya sea como parte de un proceso de tratamiento de aguas residuales industriales, o para la obtención de agua ultrapura para procesos productivos.

El rechazo de las membranas de ósmosis inversa puede ser recuperado en el proceso, vertido sin más o tratado con otros procedimientos de concentración mediante plantas de evaporación y cristalización para obtener el vertido cero.

Condorchem Envitech dispone de una amplia gama de equipos basados en la ósmosis inversa, especialmente diseñados para adaptarse a la especificidad de nuestros clientes. Así, disponemos de tres grandes líneas de equipos, para ajustarse de forma óptima a cada tipo de aplicación:

Desalación de agua salobre y de agua de mar: El agua salobre se define como el agua que contiene un índice de salinidad (1.000 a 10.000 mg/L) menor que el agua del mar (desde 10.000 mg/L).

Nuestros sistemas de ósmosis inversa de aguas salobres y de agua de mar obtienen agua potable exigiendo rangos más bajos de presión. Esto significa que en comparación con los sistemas comunes de ósmosis inversa (50-70 bar) destinados al tratamiento del agua de mar, son capaces de operar con una presión 5 veces menor. Por lo tanto este sistema reduce significativamente el consumo de energía.

Condorchem Envitech proporciona una gama completa de sistemas destinados a la desalación de aguas salobres con producciones de 1 a 1.000 m3/día:
 

  • Agua potable
  • Agua técnica
  • Agua destinada a la agricultura

Purificación de agua de red: El agua de red puede contener un elevado contenido de sales y otras materias que, aunque no sean nocivas, le confieren una serie de cualidades organolépticas desagradables. Los equipos de purificación de agua de red permiten obtener una producción de agua con un bajo contenido en sales, libre de virus y contaminantes químicos.

Su innovador diseño modular permite obtener caudales de 1-3 L/min para aplicaciones domésticas y un amplio rango de caudales mayores para aplicaciones industriales (60 L/min a 14.400 L/min).

Aplicación especial o gran escala: Para aquellos casos especiales, Condorchem Envitech tiene experiencia en la ejecución de proyectos a medida, diseñando, construyendo y poniendo en marcha (llaves en mano) procesos de desmineralización basados en membranas de ósmosis inversa, de acuerdo a normas, códigos y requerimientos específicos del cliente. La producción de estas instalaciones pude variar desde los 200 L/h hasta cualquier capacidad que el cliente requiera.

El fenómeno de la ósmosis es un equilibrio que se establece entre dos volúmenes de agua, separados por una membrana semipermeable, que contienen diferentes concentraciones de sal. La membrana semipermeable deja pasar el agua, pero no los iones cargados disueltos. En esta situación, el agua pasará a través de la membrana, de la concentración más baja a la concentración más alta, tratando de igualar las concentraciones de sal.

Si se aplica una presión en el lado de la solución concentrada, se puede reducir el flujo de agua a través de la membrana y, si se incrementa la presión aplicada, se llega a un punto en el que el flujo se para. La presión ejercida es la presión osmótica. Si se aplica una presión superior a la presión osmótica, la dirección del flujo se invierte y el agua pasará de la solución más concentrada a la menos concentrada. La ósmosis inversa consiste en la aplicación de una presión superior a la presión osmótica para conseguir que el agua atraviese la membrana pasando de la solución más concentrada a la más diluida.