rio

Seg√ļn se constata en el primer informe de Naciones Unidas sobre el desarrollo de los recursos h√≠dricos del mundo, Agua para todos, agua para la vida (marzo 2003), el 59% del consumo total de agua en los pa√≠ses desarrollados se destina a uso industrial, el 30% a consumo agr√≠cola y un 11% a gasto dom√©stico. En Espa√Īa la situaci√≥n es distinta, ya que el 68% se destina a regad√≠o, el 18% a abastecimiento de poblaci√≥n e industria, y el 14% restante a sistemas de refrigeraci√≥n de producci√≥n de energ√≠a.

El adecuado tratamiento de aguas residuales industriales y su posterior reutilizaci√≥n para m√ļltiples usos contribuye a un consumo sostenible del agua y a la regeneraci√≥n ambiental del dominio p√ļblico hidr√°ulico y mar√≠timo y de sus ecosistemas.

En el √°mbito europeo, la Directiva 2000 incorpora la calidad como objetivo de la pol√≠tica general del agua, lo que supone un impulso para las t√©cnicas y tecnolog√≠as ‚Äďpresentes y futuras, gracias a la investigaci√≥n ‚Äď encaminadas a que el agua retorne a la Tierra, una vez utilizada, en condiciones que no s√≥lo permitan la supervivencia, sino la regeneraci√≥n de algunos de nuestros ecosistemas.

Seg√ļn el Instituto Nacional de Estad√≠stica (INE), en Espa√Īa el volumen de agua residual recogido en 2003 fue de 3.469 Hm3, de los que s√≥lo se reutiliz√≥ un 4% (unos 170 Hm3), lo que supone un enorme potencial para Espa√Īa en este campo.

A diferencia de las aguas residuales domésticas, los efluentes industriales contienen con frecuencia sustancias que no se eliminan por un tratamiento convencional, bien por estar en concentraciones elevadas, o bien por su naturaleza química. Muchos de los compuestos orgánicos e inorgánicos que se han identificado en aguas residuales industriales son objeto de regulación especial debido a su toxicidad o a sus efectos biológicos a largo plazo.

A continuación os dejamos un interesantísimo documento que recoge las tecnologías convencionales de tratamiento de aguas, tanto en lo referente al reciclado de aguas residuales como a la depuración de aguas residuales, entre las que destacan los tratamientos para la eliminación de materia en suspensión, los tratamientos para la eliminación de materia disuelta o los diversos tratamientos biológicos. Por otra parte, también se hace un extenso análisis de las tecnologías emergentes más destacadas, con especial atención a la oxidación y las membranas.

Adem√°s, tambi√©n se pueden encontrar otras informaciones de gran inter√©s como son un an√°lisis a las principales sustancias contaminantes, un informe sobre los sectores de actividad industrial que m√°s contaminan, o un an√°lisis del estado del I+D en tecnolog√≠as de tratamiento del agua en Espa√Īa.