Para poder extraer esta fuente de energía es necesaria la presencia de yacimientos de agua cerca de estas zonas calientes. La explotación se realiza perforando el suelo y extrayendo el agua caliente al igual que se hace en las explotaciones de petróleo y gas. Si su temperatura es suficientemente alta, el agua saldrá en forma de vapor y se podrá aprovechar para accionar una turbina que produzca electricidad a bajo coste y de forma permanente durante un periodo prolongado de tiempo.

Podemos encontrar básicamente tres tipos de campos geotérmicos dependiendo de la temperatura a la que sale el agua:

La energ√≠a geot√©rmica de alta temperatura (entre 150 y 400¬ļC), que produce vapor en la superficie que enviando a las turbinas, genera electricidad

La energ√≠a geot√©rmica de temperaturas medias (entre 70 y 150¬ļ C), que obliga a realizar la conversi√≥n vapor-electricidad dan menor rendimiento. Peque√Īas centrales el√©ctricas pueden explotar estos recursos.

La energ√≠a geot√©rmica de baja temperatura (entre 60 a 80¬ļC) y la de muy baja temperatura (entre 20 y 60¬ļC). Estas energ√≠as se utilizan para necesidades dom√©sticas, urbanas o agr√≠colas.

Una vez que se dispone de pozos de explotaci√≥n se extrae el fluido geot√©rmico que consiste en una combinaci√≥n de vapor, agua y otros materiales. √Čste se conduce hacia la planta geot√©rmica donde debe ser tratado. Primero pasa por un separador de donde sale el vapor por un parte, y la salmuera y l√≠quidos de condensaci√≥n y arrastre, que es una combinaci√≥n de agua y materiales, por la otra. El vapor contin√ļa hacia las turbinas, que con su rotaci√≥n mueve un generador que produce energ√≠a el√©ctrica. Despu√©s de la turbina el vapor es condensado y enfriado en torres y lagunas.

Con el agua geotérmica utilizada para producir la energía se puede optar por dos opciones:

1. Devolverla a inyecci√≥n al pozo hacia la reserva para ser recalentada, mantener la presi√≥n y para que no se agote el yacimiento geot√©rmico. Este procedimiento es muy caro y puede ser viable en grandes pozos de muchos a√Īos de duraci√≥n.

2. Otra opción es verter el agua pero la naturaleza salada y mineralizada de los fluidos geotérmicos imposibilita la descarga libre de estos líquidos, ya que provocarían la contaminación de ríos y lagos.

Para mitigar estos da√Īos, es posible el tratamiento de las aguas antes de su descarga evitando el ingreso de sales y metales nocivos para el medio natural. De esta forma se puede optar por una alternativa m√°s econ√≥mica a la reinyecci√≥n del agua en el subsuelo cuando esta no sea econ√≥micamente viable.

En este sentido la mejor tecnología disponible para el tratamiento de las aguas geotérmicas es una combinación de membranas junto con evaporación al vacío y cristalización.

Durante las tres fases se va destilando el agua, separ√°ndola de las sales y los minerales, hasta obtener un agua limpia que puede ser reutilizada como agua potable para el consumo humano.