resposabilidad-ambiental

Os presentamos un interesante documento que se centra en las repercusiones económicas que la nueva ley 26/2007, de 23 de octubre, de responsabilidad ambiental, tiene sobre las empresas y de que manera se lleva a cabo su aplicación. Cabe recordar que dicha ley establece la obligatoriedad de reparar cualquier daño realizado a la naturaleza por parte de una empresa, sea o no de forma premeditada.

El texto analiza las llamadas responsabilidades objetiva y la subjetiva. Bajo la primera, se incluyen una serie de actividades empresariales que están sujetas a la reparación del daño, cualquiera que sea su coste, aunque no exista dolo, culpa o negligencia. Además, a dichas empresas se les exigen garantías financieras para poder hacer frente a los potenciales daños.

Para el resto de actividades, se le exige la reparación al responsable del daño cuando medie dolo, culpa o negligencia (responsabilidad subjetiva).

En ambos casos resulta imprescindible que la empresa pueda demostrar su transparencia en la gestión de residuos sean de la naturaleza que sean, mediante la aplicación de las correspondientes técnicas de tratamiento de aguastratamiento de aire o tratamiento de residuos industriales.

Por otra parte, se profundiza en el análisis de equivalencia, una herramienta de estudio cuantitativa que es utilizada para estimar la cantidad de reparación requerida para compensar las pérdidas provisionales de servicios o recursos ambientales que han tenido lugar durante todo el proceso de recuperación, es decir, desde el momento en que se causa el daño hasta la fecha en que el recurso natural se ha recuperado por completo

Por último, se analiza los bancos de hábitats como posible solución para reparar el daño causado por una determinada empresa.