La utilizaci√≥n de aguas regeneradas es una pr√°ctica muy recomendable para aquellas zonas que tienen problemas de abastecimiento, ya sean temporales (durante determinados momentos del a√Īo) o constantes, debido a una climatolog√≠a poco favorable para la obtenci√≥n de agua.

Ahora bien, estos sistemas de regeneraci√≥n y reutilizaci√≥n del agua deben operar de forma que garanticen que el uso de las aguas regeneradas no supone ning√ļn riesgo sanitario o medioambiental. En definitiva se trata de limitar al m√≠nimo los posibles impactos negativos del proceso y potenciar al m√°ximo los aspectos positivos de la reutilizaci√≥n de los recursos h√≠dricos.

Para ello es importante implantar un modelo de buenas pr√°cticas en:

‚ÄĘ L√≠neas de saneamiento, regeneraci√≥n y reutilizaci√≥n.
‚ÄĘ Regeneraci√≥n de aguas residuales depuradas.
‚ÄĘ Uso del agua regenerada.
‚ÄĘ Seguimiento de agua aplicada y del producto.
‚ÄĘ An√°lisis y control.

Otro aspecto fundamental es garantizar la disponibilidad de esta agua regenerada en la cantidad y condiciones requeridas por los usuarios siempre que sea posible. En este sentido cobran especial importancia aspectos como:

‚ÄĘ Garantizar un agua de calidad.
‚ÄĘ Establecer un marco legal claro y aceptado por todas las partes.
‚ÄĘ Fijar unos precios asequibles y que no provoquen excesivas desigualdades entre usuarios.
‚ÄĘ Planificar a largo plazo para garantizar la disponibilidad del recurso.
‚ÄĘ Garantizar la seguridad del entorno y de los usuarios.
‚ÄĘ Establecer sistemas de control adecuados.
‚ÄĘ Etc.

A continuaci√≥n os dejamos un enlacea un ampl√≠simo manual de buenas pr√°cticas de uso de aguas regeneradas elaborado por la AEAS (Asociaci√≥n Espa√Īola de Abastecimiento de Aguas y Saneamiento) en el a√Īo 2011, en el que se abordan en detalle todos estos temas.

http://imagenes.rbi.es/tecnologia_agua/boletin_noticias/2013/01%20enero/Manual_reutilizacion.pdf