Concentradores al vacío

Los concentradores al vacío se caracterizan por concentrar, sin un elevado consumo de energía, un producto líquido o sólido disuelto. Éste, una vez concentrado, o bien es el producto final del proceso de elaboración, o bien es un subproducto que puede ser reutilizado o valorizado.

La operación en condiciones de vacío permite cumplir un doble objetivo. Por un lado, no se somete el producto a elevadas temperaturas, hecho que es crítico cuando se trata de sustancias termolábiles (vitaminas, proteínas, hormonas, etc.). Por otro lado, a medida que disminuye la presión, la temperatura a la que el agua hierve también se reduce. Y este hecho hace posible la evaporación del agua sin consumir excesiva energía.

Los concentradores al vacío son recomendables cuando se desea concentrar un producto sin someterlo a temperaturas elevadas, ya sea porque se desnaturaliza, se desactiva o porque, en general, pierde propiedades. Es el caso de la mayoría de productos de la industria biotecnológica (enzimas, vitaminas, hormonas, etc.), de la industria alimentaria (zumos concentrados, endulzantes y edulcorantes como el azúcar y la stevia, etc.) y de la industria farmacéutica y química.

Condorchem Envitech ofrece soluciones llaves en mano en proyectos de concentración al vacío. Diseñamos, construimos y ponemos en marcha plantas de concentración al vacío y disponemos de una gran variedad de concentradores para ofrecer la solución más eficiente en cada caso.